Piel roja por quemadura solar?

Cuando vamos a la playa y nos exponemos por largo tiempo al sol, nos quemamos la piel debido a la acción directa de los rayos ultravioleta (UV) del sol. Sin embargo la coloración roja que toma nuestra piel, no es el resultado directo de la acción del sol. El enrojecimiento, la picazón y la hinchazón son   respuestas biológicas de  nuestro sistema inmune, es decir que estamos “programados” o “diseñados” para reaccionar de esa forma.
 Modernos descubrimientos científicos han determinado que este proceso se debe al daño que sufre el ARN de las células de la piel. Todo parece indicar que la acción de los rayos ultravioletas sobre las células de la piel causa un daño en las mismas que como respuesta comienzan a liberar un ARN alterado, lo que a su ves provoca que las células sanas vecinas inicien una respuesta inflamatoria, con el fin de deshacerse de las células dañadas por el sol. ( la naturaleza es sabia, lo dañado, lo desecha)
La respuesta inflamatoria es importante para iniciar el proceso de curación tras la muerte celular.  Es más, el proceso inflamatorio puede eliminar las células con daño genético antes de que lleguen a convertirse en cancerosas. No obstante, no hay que olvidar que este proceso es imperfecto, y la exposición repetida a los rayos UV aumenta la probabilidad de que la defensa de las células sea insuficiente y se inicie un proceso canceroso.
Aún se desconoce cómo la pigmentación de la piel, el género y la genética individual pueden afectar a la respuesta del organismo tras una quemadura de sol. Pero por lo pronto, cuando valla a tomar el sol piénselo dos veces, ese enrojecimiento de su piel no es nada saludable ni debe tomarse a la ligera como algo normal y cotidiano, pues puede terminar en cáncer. Evite las horas del medio día y proteja su piel al menos con un bronceador.

0 comentarios:

Publicar un comentario