Interaccioón de los genes y el ambiente

Científicos norteamericanos han descubierto una de las interrogantes que mas nos preocupan. Comparando los cambios genéticos de un recién nacido y un adulto han despejado la incógnita  de por qué el cuerpo humano cambia y envejece con el paso del tiempo.
El estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, se enfocó en un nuevo campo de investigación llamado epigenética. Dicha especialidad estudia las influencias ocultas, las no relacionadas con la herencia que regulan las funciones de nuestros genes activándolos o apagándolos.
La epigenética (del griego epi, en o sobre, y genética) hace referencia, en un sentido amplio, al estudio de las interacciones entre genes y ambiente que se producen en los organismos.
La idea que teníamos hace pocos años era que somos lo que está escrito en nuestros genes y que lo que un individuo haga o sufra a lo largo de su vida no podrá ser heredado biológicamente a sus hijos. Estos postulados están cambiando a pasos agigantados.
Por el contrario, la epigenética propone que existe un sistema de control que enciende y apaga nuestros genes y que todas las experiencias ambientales de las personas, como su nutrición y grado de exposición al estrés, tienen una influencia en esos apagadores genéticos, lo cual puede ser heredado en los humanos.
Es decir, el medio ambiente y nuestras elecciones pueden influir en nuestro código genético así como en el de nuestros hijos.

1 comentarios:

Mario Clavero dijo...

muy interesante y educativo

Publicar un comentario en la entrada