Antiguas bacterias encontradas con vida.

Parece cosa de película del sábado en la noche, pero lo cierto es que Brian Schubert acaba de descubrir bacterias vivas de 34 mil años de edad dentro de pequeños cristales de sal. 
Los cristales de sal crecen muy rápidamente apresando a lo que sea que se encuentren en sus alrededores que queda encerrado en una pequeña burbuja de apenas unos pocos micrones de diámetro. Pues resulta que en uno de estos pequeños micromundos encapsulado dentro de un pequeño cristal de sal que es como una capsula de tiempo es que se han hallado las bacterias mas antiguas vivas de que se tiene conocimiento. 
Dichos cristales habían sido extraídos de lo profundo del valle de la muerte; el lugar mas caliente del mundo, al este de la Sierra Nevada, en California; por unos investigadores y nadie les había prestado atención durante años.
Su descubridor Schubert, que es investigador asociado de la Universidad de Hawai afirma que este tipo de bacteria adicta a la sal aun se encuentra en la tierra hoy en día. Las que el descubrió dentro de los cristales de sal se encontraban en una especie de estado de hibernación, en el que no consumen energía, no se mueven, no se reproducen, básicamente solo se mantienen con vida.